psicología tras la cuarentena

Consultas más frecuentes en psicología tras la cuarentena.

Consultas más frecuentes en psicología tras la cuarentena.

En las últimas semanas, hemos sentido un cambio en los motivos de consulta que llevan a las personas a iniciar una terapia.

Antes de indicar estas cuestiones que abordamos los psicólogos en estas semanas, quisiera comentar que existen variables individuales que influyen enormemente en la vivencia emocional durante la cuarentena. A saber: el estado emocional anterior al periodo de alarma, la capacidad individual de adaptarse a los cambios, la convivencia o no con otras personas durante el confinamiento, la afectación económica y el tipo de vivienda.

Detallo las cuestiones que me resultan más llamativas y consultadas en las últimas semanas:

  1. No me atrevo a salir de casa. Esta es, sin duda, una de las consecuencias más frecuentes tras el periodo de «encierro». El sentir el exterior como algo poco seguro, el no imaginarse realizando tareas antes habituales, el miedo a los espacios abiertos o a las aglomeraciones…
  2.  Tengo miedo a no saber retomar mis rutinas. Después de varias semanas funcionando a un ritmo diferente al habitual (distintos horarios, distintas actividades, nuevas formas de ocupar el tiempo libre) podemos sentirnos inseguros de cara a retomar hábitos que hasta hace bien poco nos resultaban comunes.
  3. Mi hijo ha «retrocedido» en algunos aprendizajes. En circunstancias de grandes cambios, es habitual que encontremos en niños pequeños que regresan a rutinas anteriores. Ejemplo de ello, es que reaparezcan miedos a dormir solos o deje de retenerse la micción. También está resultando frecuente que los más peques no quieran separarse de los progenitores dentro de la casa (y acompañarles al lavabo, sentarse encima de ellos…).
  4. Quiero  a mi familia, pero necesito un descanso de ella. Esta sensación recuerda a aquello de «después de las vacaciones es cuando hay más divorcios», añadiendo que, en este caso, no hablamos de vacaciones sino de un confinamiento. En muchas ocasiones, esta necesidad de «liberarse» de la familia o pareja va acompañada de sentimientos de culpa.
  5. He dejado de estar a gusto rodeado de gente. Este sentimiento, muy consultado en las últimas semanas, se bifurca en dos formas posibles (y que pueden darse a la vez o por separado): Existen sensaciones de incomodidad al encontrarse de nuevo en entornos sociales (y que pueden acompañarse de síntomas propios de la ansiedad. Podríamos resumirlo en un «me da miedo la gente») y también existen emociones de apatía o desinterés («ha dejado de gustarme estar con gente»).

Si bien estas son las consultas más frecuentes y que más me han llamado la atención en psicología tras la cuarentena, considero de gran relevancia solicitar asesoramiento cuando la incomodidad dificulte un día a día placentero y saludable.

Actualmente, muchos profesionales nos hemos actualizado especialmente en estas cuestiones y adaptado nuestros recursos ofreciendo, por ejemplo, atención online.

Si estás interesado en solicitar una cita, puedes contactar sin compromiso escribiendo en esta misma publicación, a través de email (luar@luarespacio.es) o teléfono (610109102).

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *